Porsche y la tecnología blockchain

Porsche y la tecnología blockchain

El pasado 22 de febrero, la conocida empresa Porsche publicó un comunicado en el que declaraba que había sido la primera compañía de automóviles que había implementado y probado con éxito la tecnología blockchain, gracias a la colaboración que mantiene con la empresa XAIN, ubicada en Berlín.

XAIN es la startup que ganó el primer “Concurso de Innovación de Porsche” sobre la tecnología blockchain el año pasado, frente a más de 100 participantes. Ofrece varias soluciones para este tipo de tecnología y de inteligencia artificial. Su trabajo con la universidad de Oxford y el Imperial College de Londres ha servido para que sus investigaciones se traduzcan en el desarrollo de un nuevo sistema de cadena de bloques, que reduce de manera significativa el consumo de energía de la minería.

¿Qué ofrecen Porche y XAIN?

Las aplicaciones que las compañías Porsche y XAIN ofrecen a estos automóviles incluyen el bloqueo y desbloqueo del vehículo desde una aplicación en el móvil y autorizaciones de acceso temporal, entre otras. El desarrollo de este sistema podría permitir, en un futuro no muy lejano, la mejora de la conducción autónoma.

Según el responsable financiero de Porsche, las ventajas de aplicar esta tecnología en sus automóviles son numerosas. Podrán utilizar los blockchain para transferir datos de manera más rápida y segura, lo que supondrá más tranquilidad a los usuarios a la hora de recargar baterías, aparcamiento o acceso temporal al vehículo a una tercera persona.

El coche se convierte en parte de la cadena de bloques de manera offline, es decir, sin pasar por ningún servidor. A la vez cuenta con un encriptado criptográfico que asegura que las actividades estén documentadas y así se evita que sean modificadas y vistas a través de la aplicación.

Modelos basados en la tecnología blockchain

La compañía está gestionando nuevos modelos de negocio basados en este desarrollo a través de registros de datos sobre los que el usuario tiene el control y que podrá decidir cómo utilizarlos dependiendo de la situación, ya que están protegidos al mismo tiempo.

La tecnología blockchain se puede utilizar para pasar datos entre las partes sin temor a fraude. Podemos ver cómo esta tecnología puede ser útil en el negocio de automóviles, específicamente con respecto a la titulación, es decir, si cada automóvil tuviera un paquete de datos que incluya un registro de servicios, cuando un propietario lo venda a otro, este paquete de datos se enviaba al siguiente propietario. Esto garantiza que es preciso y que se realizará sin la participación de un tercero que podría cometer errores.

Los datos que cada vehículo podría incluir en el blockchain pueden extenderse mucho más allá de la historia individual de los registros de servicio y la propiedad del vehículo. Se puede cargar y distribuir cualquier cantidad de datos, incluidas las condiciones de la carretera o el tráfico, a lo largo de la cadena de bloques, agregados, analizados y disponibles para que otros vehículos que se encuentren en el camino los puedan interpretar. Esto podría suponer una gran ayuda en el futuro de los coches autónomos.

Aunque, por ahora, entrar en detalles sobre cómo el blockchain puede beneficiar a los conductores pueda parecer un poco abstracto, es importante ser conscientes de que la cadena de bloques cambiará la manera en que se usan y distribuyen los datos alrededor de todo el mundo.

Deja un comentario

cerrar