¿Qué es una ICO de criptomoneda?

¿Qué es una ICO de criptomoneda?

Aunque ya hace tiempo que se habla de las ICO en el ecosistema de las criptomonedas, en los últimos tiempos este acrónimo ha alcanzado un mayor protagonismo. En este artículo vamos a explicar los detalles más relevantes del mundo de las ICO, para qué sirven, qué ventajas nos ofrecen y si realmente es seguro participar en ellas.

El acrónimo ICO (Initial Coin Offering), que traducido significa oferta inicial de moneda es similar al de IPO (Initial Public Offering) en castellano OPV, oferta pública de venta, término que se utiliza cuando una empresa sale a bolsa y quiere ofrecer las acciones a los posibles inversores a cambio de dinero.

Por su parte, la ICO también tiene mucho que ver con la financiación de un proyecto empresarial. En la ICO se pretende financiar el nacimiento un nuevo proyecto basado en blockchain, como por ejemplo Ethereum. Es similar al crowdfunding pero con algunos matices. Se diferencia con los métodos de crowdfunding tradicionales en que no conseguimos más recompensa que el propio producto, mientras que en la ICO obtenemos una recompensa en forma de criptomoneda para poder usar el producto que se desarrollará el proyecto.

¿Cómo creamos una ICO?

Cuando alguien decide crear una nueva criptomoneda primero crea un diseño de la misma usando su aplicación dentro del proyecto en cuestión y luego la implementa a través de un software (smart contract). A continuación, se despliega de forma pública ese software (smart contract) para iniciar la venta de las criptomonedas.

De esta forma, la ICO permite a la empresa financiar las primeras fases del proyecto. Si la criptomoneda en cuestión es minable, los desarrolladores realizan un pre-minado y ofrecen la nueva moneda virtual a cambio de otras monedas que ya circulan, como Bitcoin, y que además son intercambiables por dinero real en circulación. Por tanto, una ICO es ofrecer a unos inversores iniciales las nuevas monedas a cambio de dinero.

¿Es realmente segura la inversión?

En España su uso está regulado como si fuera cualquier activo pero todavía queda mucho camino por recorrer para que los proyectos que se decidan por una ICO lo puedan hacer con certeza y tranquilidad. También quedan muchas cuestiones por resolver para los inversores. Podría ocurrir que alguien decida crear una ICO, recaude una notable cantidad de dinero, y al cabo de un tiempo tome la decisión de no continuar con el proyecto que inició en su momento.

Cuando nos disponemos a invertir en una ICO, es vital que previamente hayamos hecho un estudio exhaustivo del proyecto que haya detrás y, sobre todo, de las personas, si fuera posible. Las inversiones realizadas en este campo no entran dentro de la regulación de la Unión Europea, por lo que con cualquier fraude, el proceso para reclamar será muy largo.

Fiabilidad de las ICO

Podemos intuir si una ICO es fiable atendiendo a varias cuestiones. En primer lugar la página web incluir aspectos que generen confianza (equipo, concepto, roadmap, etc.)  y contar con canales de comunicación para resolver dudas de la comunidad. Este aspecto dice mucho sobre la imagen de quien nos quiere vender u ofrecer algo. Además, el proyecto debe contar con un roadmap claro y bien definido.

Por otro lado, el equipo debe aparecer en el sitio, ser personas reales y preferiblemente, conocidas en algún sector siempre que sea posible. Por último, el Whitepaper también debe estar presente en el proyecto. Se trata de un documento donde se detallan todos los aspectos financieros, técnicos y comerciales.

Desde el Club Cryptoinvest te explicamos cómo obtener financiación para tu proyecto mediante una ICO adaptándote a la tecnología blockchain y ahorrando muchos costes.

Deja un comentario

cerrar